jueves, 20 de octubre de 2016

LOS NÚMEROS DEL MARRÓN


Terminó un año extraordinario para Belgrano que se coronó con el tan ansiado Campeonato de la URBA luego de 48 años sin títulos, al mismo tiempo el Marrón salió sub campeón del Nacional de Clubes. Nada mejor entonces que hacer un análisis fino y entrar a desgranar los números de esta gran campaña de Belgrano.
Esta temporada para el Marrón se dividió en dos etapas, en la primera parte del año Belgrano disputó el Nacional de Clubes participando de la Zona 4 junto a Uru Cure (Córdoba), San Luis de la Plata y Tucumán Rugby. El Marrón ganó la zona con 22 puntos, 5 victorias y un empate en Tucumán, de esa forma clasificó para disputar los cuartos de final con Atlético de Rosario. Ese partido se jugó en Pino y ganamos por 25 a 22, sin embargo el resultado final no refleja el verdadero desarrollo del encuentro, ya que los de Plaza se acercaron en el marcador con un try en el minuto 31 y terminaron anotando de nuevo en la última pelota del partido. De esa manera Belgrano se ganó un lugar en la semifinal con CUBA, partido que se disputó en Villa de Mayo. La victoria del Marrón fue inapelable por 33  a 14, marcando 3 tries y uno de ellos fue Try Penal obtenido por el empuje del pack de forwards en el scrum que CUBA nunca pudo dominar. Esa victoria nos depositó en la final para jugar con Hindú que había vencido agónicamente a Tala de Córdoba de visitante por 21 a 19.
El partido final se jugó en Virrey del Pino y esa tarde soleada el Club estuvo vestido de fiesta con los colores marrón y amarillo por todos lados, inclusive en los departamentos con grandes banderas. Ese encuentro fue muy disputado y lo ganó Hindú en los últimos 5 minutos con un contraataque letal dejando la chapa final 38 a 23 para los de Don Torcuato. A pesar de la derrota, Belgrano jugó un gran partido y tomó nota de las deficiencias cometidas a fin de poder tomarlas como experiencia para futuros enfrentamientos con Hindú. Esa tarde y esa noche en Pino igualmente se vivió una fiesta impresionante que siguió hasta largas horas de la noche.
En el Nacional de Clubes Belgrano terminó jugando 9 partidos de los cuales ganó 7, empató 1 y perdió el restante, marcando 139 tantos (26 tries, 19 conversiones, 21 penales y 1 drop) y recibiendo 172 (18 tries, 11 conversiones, 19 penales y 1 drop). En ese torneo el Marrón utilizó 29 jugadores, el goleador fue Agustín Lopez Isnardi con 70 puntos (1 try, 13 conversiones y 13 penales), mientras que el tryman fue Agustín Gomez Di Nardo con 5 conquistas. Se debe señalar también que Belgrano consiguió 5 Tries Penales todos ellos producto del arrollador empuje del scrum.
El 4 de junio arrancó el Top 14 en donde Belgrano debía reafirmar el buen juego que venía desarrollando en la temporada y nos tocó visitar en La Plata a Los Tilos, partido que ganamos cómodamente por 26 a 3. A partir de allí vino una seguidilla de 11 victorias consecutivas que nos colocó directamente en las semifinales, mucho antes de terminar la clasificación, venciendo sucesivamente y con muy buen juego y dominio de los partidos a Regatas, La Plata, Alumni, CASI, Newman, Atlético de Rosario, Pucara, Mariano Moreno, CUBA y San Luis. Ya con la clasificación a semifinales asegurada fuimos a jugar con el SIC a San Isidro quien debía ganar si o si para abrochar su pase a los cuartos de final. En ese partido el Oso Galli salió desgarrado a los pocos minutos y a pesar de haber marcado 4 tries contra 2 de ellos terminamos perdiendo 29 a 22 con una excelente tarde del medio scrum visitante que metió todo lo que pateo a los palos. A la otra semana recibimos en Virrey del Pino a Hindú que también ya venía clasificado hace tiempo al igual que nosotros y ese partido sólo era para definir quién terminaba en el primera posición. En un partido similar al del Nacional de Clubes, Hindú nos volvió a vencer por 38 a 24 también sobre el final del encuentro. Obviamente el Marrón tomó nota de esta nueva derrota con los de Don Torcuato ya que era más que probable que pudiéramos encontrarnos en la final. En definitiva tanto Hindú como Belgrano habían sido por escándalo los dos mejores equipos del torneo, es más, el Marrón había sorteado toda la clasificación con gran autoridad, mientras que los de Don Torcuato ganaron varios partidos sobre la hora y en la última pelota. Finalmente terminamos en la segunda ubicación con 51 puntos siendo el equipo con mayor cantidad de tantos a favor, mejor diferencia y más cantidad de puntos bonus.
Al haber clasificado directamente a las semifinales, tuvimos la ventaja de contar con 3 semanas de descanso, las cuales fueron fundamentales para recuperar jugadores y poner en foco nuevamente al equipo.
Del cruce de los cuartos de final Newman salió victorioso frente a a Regatas con un ajustado 27 a 26 y de esa manera ganó su lugar para jugar con Hindú la primera semifinal. En el otro cruce San Luis de la Plata le ganó al SIC por 26 a 24 y quedó como rival de Belgrano para la semifinal.
En las semifinales jugadas en el CASI (al igual que los cuartos), el sábado Hindú venció agónicamente a Newman con un penal en el último minuto de Tito Diaz Bonilla llevándose el partido por 25 a 24. El domingo, también en el CASI, era el turno de la otra semifinal entre Belgrano y San Luis con un antecedente y estadísticas muy favorables al Marrón ya que este año los habíamos vencido en 3 oportunidades, además de llevar una racha de 13 victorias consecutivas (en 2008 había sido la última victoria de San Luis). Ese partido realmente no tuvo equivalencias ya que Belgrano jugó como una máquina trituradora y arrasó a los Maristas goleándolos47 a 14 con 6 tries, ya a los 15 minutos del segundo tiempo ganábamos 42 a 0. Ese resultado y esa diferencia fue la máxima obtenida en un partido de play offs.
Ahora era cuestión de encontrarnos con Hindú en una nueva final y con el antecedente de 6 derrotas consecutivas en el historial, la cosa era difícil, máxime si tenernos en cuenta que los de Don Torcuato venían de dos campeonatos de la URBA ganados al hilo, interrumpida su hegemonía en el año 2013 por CUBA. Hindú es un equipo que sabe jugar finales y vaya que lo demostró con los títulos de la URBA de los años 2006, 2007, 2008, 2009, 2012, 2014 y 2015. Obviamente no voy a volver a relatar y comentar la gran final que disputamos y que en definitiva ganamos con autoridad por 25 a 10. Quisiera eso si destacar que en los play offs Belgrano anotó 72 tantos y recibió solamente 24, marcando 9 tries y recibiendo 3.
Si nos centramos en los números del Top 14 podemos decir que Belgrano jugó 15 partidos, de los cuales ganó 13 y perdió 2 (cuando ya estaba clasificado para semifinal), utilizando 34 jugadores. En esos 15 partidos marcamos 497 tantos (70 tries, 45 conversiones, 18 penales y 1 drop) y recibimos 277 puntos (31 tries, 25 conversiones y 24 penales). El tryman del Marrón fue Francisco Ferronato con 17 conquistas lo cual le valió ser el goleador de Belgrano en el Top 14 con 85 tantos. Vale destacar aquí que Ferrito era quien comandaba los mauls luego de los lines, situación de juego que fue determinante esta temporada para marcar tries, ya que los rivales no encontraron la manera de detener esa formación que terminó siendo avasallante al igual que el empuje del scrum. En este último sentido en el Top 14 marcamos por el empuje del pack en esta formación 8 Tries Penales.
Si unificamos los dos torneos jugados por Belgrano en esta temporada a los fines de los números finales podemos decir que jugamos 24 partidos, ganando 20, empatando 1 y perdiendo 3, marcando 731 tantos (96 tries, 64 conversiones, 39 penales y 2 drops) y recibiendo 449 (49 tries, 36 conversiones, 43 penales y 1 drop) siendo el resultado promedio 30 a 19. En los 24 partidos utilizamos 35 jugadores, siendo Francisco Ferronato el try man con 18 conquistas y Tincho Lopez Isnardi el goleador con 151 puntos (3 tries, 32 conversiones y 24 penales). Quienes tuvieron asistencia perfecta en los 24 partidos fueron: Ferronato,, Rosati, Uriburu, Espinal, Arizaga, De la Paz y Julián Rebussone.
A lo largo de la temporada recibimos 1 expulsión y 28 amarillas y en este último sentido quiero destacar especialmente a Mauro Rebussone que solamente vio la tarjeta una sola vez en los 18 partidos que jugó, demostrando haber progresado enormemente con relación a la temporada pasada en que le habían sacado amarilla en 8 oportunidades. De la misma manera que el año pasado fui muy pero muy crítico con él en la semifinal jugada con Hindú, quiero destacar su conducta este año que no sólo lo benefició a él sino a todo el equipo y que además le permitió desarrollar de manera más integral su juego ..... Nobleza obliga, felicitaciones Mauro.
Con este breve resumen estadístico me despido por un tiempo y les dejo este enlace para que puedan acceder a un archivo excel con la campaña completa de Belgrano en donde están diferenciados el Nacional de Clubes, el Top 14 y una pestaña con ambos torneos unificados.

Magaña